volvemos con los cuentos...!

Saturday, October 07, 2006

ECUADOR!!

El domingo los ecuatorianos nuevamente acudiremos a las urnas. En esta ocasión, elegiremos al octavo presidente que, desde el retorno a la democracia, hemos colocado en el sillón de Carondelet. De los siete elegidos, tres de ellos no completaron sus períodos y uno de ellos tuvo que lidiar con una asonada que lo retuvo secuestrado, por algunas horas, en una base militar. Aquello muestra a las claras el clima de agitación política que ha sacudido al país durante todo este último período democrático.
Es obvio que el descontento y la frustración hace presa de los electores. ¿Cómo pedir un voto reflexivo a quien carece de lo más esencial y mínimo para llevar una vida decente? Las cifras no mienten y ellas nos dicen que del universo de electores, cerca de 3,5 millones de personas carecen de empleo o se encuentran subempleadas. No se necesita ser un experto en política para entender que ese ejército de ecuatorianos es presa fácil del populismo rampante, ese que explota la imágenes de los pobres, del discurso regalón que quiere comprarse una presidencia a cualquier costo, del demagogo que se las da de ilustrado o académico, que no es más que el viejo discurso deslucido que logra, eso sí, atrapar a los incautos.

Una base política tan amorfa que, al no recibir en forma inmediata respuesta a sus enormes expectativas, termina volcándose en contra de quién accedió al poder es lo que ha dado el carácter volátil al ejercicio de la Presidencia, sumiéndonos en una inestabilidad crónica. Lastimosamente, con su actitud tienen parte de responsabilidad en los procesos acaecidos en los últimos años y, probablemente, en estos nuevos comicios se inclinarán por propuestas que, de acuerdo con sus proclamas, poco o nada realizarán a favor de la inversión y generación de empleo, con lo que su situación en nada mejorará, gestándose mayor frustración y resentimiento.

Desde esa perspectiva, Ecuador demorará aún mucho tiempo para encontrar una salida a sus enormes problemas generados por la desocupación y la pobreza. Más bien, el futuro cercano aparece envuelto en un manto de incertidumbre. Mientras en el país no exista una generación de líderes que se acostumbre a hablar a la población con la verdad, por cruda que esta sea, mientras un buen sector de la prensa continúe en su tarea de cuestionar lo que no entiende y algunos de sus miembros confundan su papel de informadores con el de predicadores de teorías desvencijadas, el país no podrá salir de su atraso y postración. Ese es el terreno fértil para los charlatanes de todo cuño, como ya lo ha experimentado el Ecuador.

Labels:

1 Comments:

Blogger Andrés said...

Andy!

Márcate un comentario de las elecciones catalanas, anda... ;)

2:18 PM

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home